5 tips financieros para evitar un disgusto al emprender

5 tips financieros para evitar un disgusto al emprender

En la primera fase de la economía de una empresa, la principal inquietud en la mente del emprendedor es poder subsistir y encontrar modelos efectivos para generar ingresos. A pesar de la preparación que podamos tener desde el punto de vista académico, hay ciertos ámbitos donde sólo la experiencia puede ayudar para sacar adelante el negocio. Ante todo, siempre se debe tener una planificación y expectativas realistas sobre las proyecciones financieras y tiempos que tu empresa necesita para alcanzar el punto de equilibrio y luego ser rentable. A continuación, te damos algunos consejos con los cuales podrás evitarte más de un disgusto al emprender y te permitirán estar más preparado para la realidad de una Pyme: Fondos de reserva Tu plan financiero debe ser realista. Todo emprendimiento genera más gastos que ingresos los primeros meses de funcionamiento y calcular una tesorería para tres meses puede ser insuficiente. Debes considerar a largo plazo y evitar a toda costa un ahogo financiero provocado por las deudas o por los pasivos. Contempla reservas más amplias, para poder invertir en un catálogo de productos considerable y maneja las expectativas en su tiempo de venta. Plazos de pago Siempre ten en cuenta los plazos de pago. Generalmente, las grandes empresas abusan con fechas de 30, 60 ó 90 días para cancelar alguna factura, lo que puede significar grandes problemas para una empresa que apenas está iniciando. Por otra parte, trabajar en conjunto o para la Administración Pública genera inconvenientes similares, que muchas veces la burocracia acentúa. Exceso de gasto publicitario Todo negocio que se inicia debe controlar sus gastos. A pesar de que muchas salidas de dinero sean más...
¿Cuáles son los cambios más importantes que experimentan las organizaciones?

¿Cuáles son los cambios más importantes que experimentan las organizaciones?

Hoy nos encontramos ante nuevos desafíos, para los cuales muchas veces no tenemos ni respuestas claras ni modelos de los cuales obtener la orientación necesaria para generarlas. En tanto, podemos identificar una serie de cambios que obligan al replanteamiento de las organizaciones en términos de recursos humanos y de procedimientos para desarrollar su negocio. En la actualidad, podemos encontrar casos de ejecutivos que creían que trabajaban cómodamente en un banco pero que ahora deben asumir que la competencia relevante puede estar en una cadena de ferreterías o de farmacias. También tenemos a profesionales que trabajaron décadas en el mismo campo y que se encuentran de improviso con que sus puestos son externalizados o simplemente ya no son necesarios. No podemos olvidarnos tampoco de los jóvenes que salen de la universidad y  se topan con una dura realidad: las carreras que pensaban desempeñar no tienen demanda, ya que han cambiado las necesidades de las empresas o el entorno tecnológico. Ante estas situaciones, todos debemos asumir los cambios que hay en las expectativas de género, de profesión o de los estándares de evaluación de nuestros clientes, colaboradores, jefes, compañeros y proveedores. Tres cambios relevantes Si tuviéramos que identificar los tres cambios más relevantes que experimentan las organizaciones, es posible que debiéramos referirnos, en primer lugar, a los nuevos roles de los clientes, los usuarios y los pacientes. En la economía agrícola industrial la relación con el cliente se acababa con la venta, pero en la economía de servicios recién comienza en ese momento, ya que es el cliente quien genera el valor. Sucede en los gimnasios, donde quien paga es el...
¿Cuáles son los cambios más importantes que experimentan las organizaciones?

¿Cuáles son los cambios más importantes que experimentan las organizaciones?

Hoy nos encontramos ante nuevos desafíos, para los cuales muchas veces no tenemos ni respuestas claras ni modelos de los cuales obtener la orientación necesaria para generarlas. En tanto, podemos identificar una serie de cambios que obligan al replanteamiento de las organizaciones en términos de recursos humanos y de procedimientos para desarrollar su negocio. En la actualidad, podemos encontrar casos de ejecutivos que creían que trabajaban cómodamente en un banco pero que ahora deben asumir que la competencia relevante puede estar en una cadena de ferreterías o de farmacias. También tenemos a profesionales que trabajaron décadas en el mismo campo y que se encuentran de improviso con que sus puestos son externalizados o simplemente ya no son necesarios. No podemos olvidarnos tampoco de los jóvenes que salen de la universidad y  se topan con una dura realidad: las carreras que pensaban desempeñar no tienen demanda, ya que han cambiado las necesidades de las empresas o el entorno tecnológico. Ante estas situaciones, todos debemos asumir los cambios que hay en las expectativas de género, de profesión o de los estándares de evaluación de nuestros clientes, colaboradores, jefes, compañeros y proveedores. Tres cambios relevantes Si tuviéramos que identificar los tres cambios más relevantes que experimentan las organizaciones, es posible que debiéramos referirnos, en primer lugar, a los nuevos roles de los clientes, los usuarios y los pacientes. En la economía agrícola industrial la relación con el cliente se acababa con la venta, pero en la economía de servicios recién comienza en ese momento, ya que es el cliente quien genera el valor. Sucede en los gimnasios, donde quien paga es el...
Los beneficios de implementar indicadores en la gestión de personas

Los beneficios de implementar indicadores en la gestión de personas

La implementación de indicadores en la gestión de personas beneficia a la organización en el sentido que permite avanzar hacia mejoras en términos de productividad, rentabilidad, compromiso, posicionamiento y claridad. A su vez, permite medir, tanto los procesos administrativos especializados del área (reclutamiento, selección, evaluación del desempeño, capacitación, carreras y remuneraciones) como los procesos comportamentales humanos individuales y colectivos (sensaciones, percepciones, atribuciones, personalidad, aprendizaje, inteligencia, equipos, liderazgo, motivación, negociación, conflictos toma de decisiones, etc.). La organización se ve beneficiada con el uso de indicadores en la gestión de personas porque ello permite proceder con objetividad, equidad y justicia. En segundo término, la implementación de indicadores permite hacer algo muy importante como es tomar decisiones. La observación y el análisis de los datos permiten a los gestores mejorar: si algo va mal, para corregir; y si va bien, para ser mejores. Un tercer beneficio es la generación de una identidad, un mismo código y lenguaje. Se produce una integración metodológica en la gestión, comprendida tanto por los gestores como por los subordinados al interior de la organización. En ese sentido los gestores no solo deben preocuparse por establecer indicadores sino que deben preguntarse por qué, cómo y de qué manera deben implementarlos. Así se tendrá una consistencia no solo numérica y formulista, sino de pensamiento crítico, un análisis real que involucre al ser humano. Los gestores no solo deben preocuparse por establecer indicadores sino que deben preguntarse por qué, cómo y de qué manera deben implementarlos. Los indicadores no son para castigar Por otro lado debemos considerar que todos los trabajadores estamos sujetos  a cumplir indicadores. Tradicionalmente se ha visto el control...
Hablar en público: Las 15 cosas que NO debes hacer

Hablar en público: Las 15 cosas que NO debes hacer

Hablar en público no sencillo, por eso es relevante conocer las 15 cosas que no conviene hacer, cuando debas afrontar situaciones de oratoria. Para alcanzar el nivel de los oradores y voceros profesionales es necesario aprender y entrenarse. Una de las condiciones principales es no tener miedo, ya que esta emoción suele ser una gran limitante para el 75% de la población que padece lo que técnicamente se llama “glosofobia”. Es frecuente que en situaciones cotidianas haya personas con mucha habilidad para relacionarse con los demás, incluyendo un muy buen uso del lenguaje hablado y gestual. Y estas mismas personas, puestas frente al público o detrás de un micrófono, comienzan a vivir algunas pesadillas en vivo y en directo, como taquicardia, disminución de la potencia de su voz, sudoración en exceso, pérdida de auto confianza, temblores y padecimientos de distinto tipo. Por eso es relevante conocer las 15 cosas que no conviene hacer, cuando debas afrontar situaciones de oratoria ante el público. Siguiendo estos consejos, junto con los que sí pueden apoyarte que irás descubriendo también en este artículo, irás conquistando paso a paso el dominio del arte de hablar en público en forma tranquila, con expresividad y auto determinación. Las cosas que NO debes hacer son: 1. Evita ir sin preparación suficiente. “La práctica hace al maestro”, dice el dicho. Y nada más cierto que en oratoria. Las presentaciones, por breves que sean, se preparan y se ensayan. Recomendaciones: diseña tu presentación con al menos dos semanas de antelación. Léela, reléela, acórtala al mínimo, y practícala lo suficiente frente a una cámara como la del móvil, para revisarla y mejorar, y frente al espejo. 2....
Hablar en público: Las 15 cosas que NO debes hacer

Hablar en público: Las 15 cosas que NO debes hacer

Hablar en público no sencillo, por eso es relevante conocer las 15 cosas que no conviene hacer, cuando debas afrontar situaciones de oratoria. Para alcanzar el nivel de los oradores y voceros profesionales es necesario aprender y entrenarse. Una de las condiciones principales es no tener miedo, ya que esta emoción suele ser una gran limitante para el 75% de la población que padece lo que técnicamente se llama “glosofobia”. Es frecuente que en situaciones cotidianas haya personas con mucha habilidad para relacionarse con los demás, incluyendo un muy buen uso del lenguaje hablado y gestual. Y estas mismas personas, puestas frente al público o detrás de un micrófono, comienzan a vivir algunas pesadillas en vivo y en directo, como taquicardia, disminución de la potencia de su voz, sudoración en exceso, pérdida de auto confianza, temblores y padecimientos de distinto tipo. Por eso es relevante conocer las 15 cosas que no conviene hacer, cuando debas afrontar situaciones de oratoria ante el público. Siguiendo estos consejos, junto con los que sí pueden apoyarte que irás descubriendo también en este artículo, irás conquistando paso a paso el dominio del arte de hablar en público en forma tranquila, con expresividad y auto determinación. Las cosas que NO debes hacer son: 1. Evita ir sin preparación suficiente. “La práctica hace al maestro”, dice el dicho. Y nada más cierto que en oratoria. Las presentaciones, por breves que sean, se preparan y se ensayan. Recomendaciones: diseña tu presentación con al menos dos semanas de antelación. Léela, reléela, acórtala al mínimo, y practícala lo suficiente frente a una cámara como la del móvil, para revisarla y mejorar, y frente al espejo. 2....