Cómo combatir el “crapware”, los programas preinstalados que te roban datos y espacio en tu celular

El “crapware” puede robarte espacio vital en tu celular. Cuando compras un teléfono, computadora o tableta nueva, lo más habitual es que algunas aplicaciones y programas ya estén preinstalados. Es lo que se conoce como “software de fábrica”, “crapware” o “junkware”(software basura), pues suele ser de poca utilidad y a menudo ocupa un espacio que podrías usar para otros elementos. Se trata de programas muy variados, desde navegadores web hasta redes sociales, audiolibros o aplicaciones para editar música. La mayoría de este tipo de software tiene fecha de caducidad y consiste en versiones de prueba de varios días o semanas. El problema es que a menudo supone un gasto innecesario de datos y de memoria. O simplemente no quieres tenerlas en el celular con apps que no te aportan nada. Por eso muchos usuarios de Samsung se mostraron ofendidos cuando se supo recientemente que la aplicación de Facebook viene instalada por defecto en varios modelos de la marca. La práctica, sin embargo, está muy extendida entre los fabricantes de celulares. “Te están mintiendo” Por ejemplo, muchas marcas que usan Android y quieren incluir los servicios de Google se comprometen a insertar por defecto una serie de aplicaciones. “Si les preguntas a los fabricantes por qué instalan ese tipo de cosas, te dirán que lo hacen porque te están ofreciendo un valor tradicional. Pero te están mintiendo“, escribió en su blog el periodista tecnológico Adrian Kingsley-Hughes. “Lo hacen porque las empresas les pagan para ello”. Kingsley-Hughes asegura que la única excepción a este fenómeno es Apple -el motivo es que fabrica su propio software, iOS- y que, en general, “los fabricantes de hardware están felices de instalar aplicaciones...
Después del consumismo: ¿cómo organizar las finanzas?

Después del consumismo: ¿cómo organizar las finanzas?

Muchos nos lamentamos del consumismo, pero poco hacemos para contrarrestar esta tendencia. Tan pronto como vemos ofertas, queremos ser los primeros en “aprovecharlas”. Esa tendencia al consumo excesivo e innecesario de productos, la padece una mayoría, que por cierto, en épocas navideñas se hace difícil escapar de ella. Por más que aumentamos nuestros ingresos, siempre andamos cortos de dinero, siempre nos falta algo. El dinero, sin duda, es una constante preocupación. Producirlo cuesta y cuando nos falta, nos genera mucha ansiedad. “Manejamos el dinero como vimos hacerlo a nuestros padres. En muchos casos tuvimos buenos modelos de ahorro y producción. No obstante, la mujer frente a los grandes retos de mantener un equilibrio en su vida, necesita descubrir nuevas formas de producir el dinero que le permita hacer más, invirtiendo menos tiempo. Los cambios de los últimos años a nivel de producción, marketing y psicología, están haciendo ricos a unos cuantos y nos mantiene a la gran mayoría prisioneras del consumo”, expresa Kirssy Lorenzo, escritora, conferencista y coach de vida, autora del libro “Inteligencia financiera para mujeres”, el cual lo escribe convencida de que el problema de las mujeres, no es producir el dinero, sino el cómo lo gastamos. Este, su quinto libro, lo ha hecho junto a Ursula Ramírez, experta en finanzas. Ambas plantean las claves para que las mujeres que quieren tomar el control de sus vidas y su dinero logren, como ellas, pensionarse antes de los 40 años. “A pesar de que muchas trabajamos duro y nos sentimos muy orgullosas de eso, no respetamos nuestro propio esfuerzo. Nuestro “sets mental” nos impiden diversificar nuestras opciones, no...
¿Quiere emprender? No lo haga aún si presenta una de estas señales

¿Quiere emprender? No lo haga aún si presenta una de estas señales

Aunque muchos quisieran, no todos son adecuados para tener un negocio. Algunas personas no tienen una mentalidad empresarial, y antes de tomar una decisión que puede ayudarle a cambiar su vida para mal o para bien, tenga en cuenta estos indicios claros de que no está listo para iniciar una empresa A pesar del auge empresarial que ha tenido la “era de Silicon Valley”, no todos están preparados para ser dueños de un negocio. Emprender es una decisión que requiere de mucho valor, y más que todo preparación para tener claro todos los posibles escenarios. Además de requerir muchísima energía, es bastante arriesgado. No por nada solo 4 de cada 10 emprendimientos sobreviven a la etapa de posicionamiento inicial en el mercado colombiano, según cifras de Confecámaras. No debe sentir vergüenza si es más feliz como empleado, ya que no todos podemos tener las mismas habilidades. Si bien puede desarrollar rasgos empresariales, su negocio debería ser algo que usted “no puede dejar de hacer”, según afirmó Rani Langer-Croager, la cofundadora del campo de entrenamiento para empresarios Uptima Business para el portal Business Insider. Desde temas de interés por el riesgo hasta asuntos de finanzas personales, el experto compartió ocho señales de que usted podría querer conservar su trabajo diario, al menos por el momento. #1. Tiene poco apetito por el riesgo Aquí está la dura realidad de comenzar un negocio: en el mundo, alrededor del 70% de las nuevas empresas ya no están en el mercado en su décimo año, según cifras de Fundera. Incluso si su producto o servicio es fantástico, hay una serie de inconvenientes que pueden golpearlo, desde quedarse...
¿Puedes adivinar cuál de estas personas es real y cuál ha sido generada por una inteligencia artificial?

¿Puedes adivinar cuál de estas personas es real y cuál ha sido generada por una inteligencia artificial?

Los algoritmos de aprendizaje profundo siguen mejorando a una velocidad endiablada. Esta vez, tres ingenieros de Nvidia han presentado una red generativa antagónica (o sea, dos redes neuronales que compiten entre ellas) para generar imágenes aún más realistas de gente que no existe. La nueva arquitectura toma como referencia dos imágenes de personas y separa sin supervisión humana atributos como la pose y la identidad de una para sintetizar un nuevo rostro combinando variables como el pelo y las pecas de otra. El resultado es tan bueno que es probable que te estés preguntando cuál de las personas de arriba es real. La respuesta es ninguna. Tampoco hay personas de verdad en esta otra imagen. Tanto las que funcionan como muestra como la combinación de ambas fueron creadas por la red generativa de Nvidia. Como otros sistemas de aprendizaje automático, este mejora con la práctica, pero se diferencia de los demás en que ha “aprendido” a separar automáticamente características como el sexo, la edad, las gafas o el largo del pelo para combinarlas como quieras....
Por qué tu celular es (literalmente) una mina de oro

Por qué tu celular es (literalmente) una mina de oro

Para los campeones de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, en 2020, los recuerdos almacenados en sus medallas no solo serán los suyos. El metal que colgará de sus cuellos provendrá de celulares utilizados por millones de japoneses, como parte del programa del país anfitrión para usar solo materiales reciclados en el proceso de fabricación. El comité organizador de los juegos tiene como objetivo producir sus 5.000 medallas con oro, plata y bronce a partir de los metales recuperados de desechos electrónicos. Todos esos recuerdos una vez guardados en teléfonos inteligentes y otros dispositivos personales tomarán la forma brillante y redonda de una medalla olímpica, uno de los premios más codiciados en el deporte. Que todos”participen” en los Juegos Los desechos electrónicos —los productos desechados con una batería o un enchufe— son el área de mayor crecimiento del flujo de desechos domésticos en el mundo, y también son altamente tóxicos. Pero tademás se consideran una “mina urbana”, una veta de oro oculta a simple vista, ya que los dispositivos electrónicos contienen metales valiosos que pueden ser rescatados. El comité organizador de Tokio 2020 vio esta oportunidad e invitó a los ciudadanos a donar sus móviles y otros dispositivos en desuso. De esta manera, los hogares pueden desechar sus dispositivos electrónicos obsoletos u olvidados de manera segura, mientras los fabricantes de medallas obtienen un suministro constante de recursos. Una medalla de oro olímpica pesa alrededor de medio kilogramo y debe contener al menos 6 gramos de metal precioso. Desde el lanzamiento del proyecto, en abril, los organizadores han recuperado 16,5 kilogramos de oro (con un objetivo de 30,3 kilogramos) y 1.800 kilogramos de plata (en...
¿Por qué nos resistimos a aceptar el fracaso económico y a reconocer que llegó el momento de evitar más pérdidas?

¿Por qué nos resistimos a aceptar el fracaso económico y a reconocer que llegó el momento de evitar más pérdidas?

Nos pasa a todos, con decisiones que no tienen mucha importancia o con las que conllevan riesgos. Utilizando un razonamiento ilógico, insistimos en seguir adelante pese a que las posibilidades de éxito son minúsculas. ¿Cómo combatirlo? Salió para comprar leche en la tienda. A mitad de camino se acuerda que los domingos en la tarde está cerrada. No se le ocurre que cerca haya otro lugar abierto. Pero ya pasó 10 minutos caminando, así que, ¿por qué no terminar el recorrido? A menos que realmente necesitara estirar las piernas, es una manera de pensar un poco tonta. Sin embargo, es un patrón mental ilógico que se utiliza con frecuencia en la toma de decisiones. Y en muchas ocasiones, los riesgos que se corren son más altos. Los economistas lo llaman “costo hundido“. Pero el concepto se encuentra en cualquier ámbito. Todos lo hacemos. ¿Alguna vez fue al cine y se quedó hasta el final aunque a los 10 minutos se dio cuenta que la película no le iba a gustar? Es la misma lógica que al pensar: “¿cómo voy a deshacerme de mi carro viejo si he invertido tanto dinero en él? Lo que debería hacer es cambiarle la caja de velocidades”. La esperanza de recuperar las pérdidas lleva a invertir más dinero.  Instinto animal La conexión que existe entre los ejemplos anteriores es el fenómeno de seguir invirtiendo recursos (tiempo o dinero) después de que las cosas han salido mal, esperando que mejoren pese a que no hay razones para pensar que eso pasará. Muchas personas son reacias a disminuir sus pérdidas. Es mucho más probable que se resistan antes de que decidan aceptar el golpe...