¿Qué significa ser un emprendedor de éxito?

¿Qué significa ser un emprendedor de éxito?

Basta mirar alrededor para percibir las oportunidades. Esta simple frase denota más que optimismo, es una realidad que cuando se sabe aprovechar, puede ser el impulso que se necesita para cambiar el mundo. No es una utopía ni mucho menos. Es la posibilidad infinita que ofrecen los problemas para aportar soluciones.

La clave del éxito en cualquier actividad, proyecto o negocio depende del espíritu emprendedor que tenga una persona. No se trata de suerte, es la confianza en lo que se puede lograr con esfuerzo. Millones de personas han descubierto en el emprendimiento el valor necesario para perseguir sus sueños.

Qué sería del mundo sin los emprendedores

Está afirmación puede entenderse mejor cuando se analizan los logros obtenidos por personas que han decidido darle una oportunidad al emprendimiento.

Sin embargo, para comprender mejor aún la superioridad de este concepto de vida, hay que profundizar en el sentido de esta palabra. Puedes estar seguro de que si alguien descubre el significado y definición de emprendimiento, percibirá los problemas desde otra perspectiva.

Existen por lo menos tres definiciones básicas de lo que es emprendimiento. Para algunos el término se refiere a la acción que tiene como objetivo crear oportunidades de negocios, pero sin dejar de lado el desarrollo del proyecto ni la obtención de ganancias. Claro, esta definición, además de básica, es un tanto limitada.

El segundo enunciado es más moderno y abarcador. Emprender involucra la transformación de la sociedad, así como la resolución de grandes problemas o deficiencias. En este contexto de necesidad, se inician cambios sociales, se ofrecen soluciones que cambian la vida a nivel colectivo, se crean productos o servicios innovadores, etc.

La tercera acepción va más allá del significado de la palabra, ya que tiene que ver con las decisiones que adoptan quienes asumen el emprendimiento como forma de vida. Los emprendedores de éxito son aquellos que toman el control de sus sueños, se dejan guiar por sus propias elecciones y, al mismo tiempo, construyen un proyecto de vida bajo sus propios términos.

En suma, son personas que deciden ser independientes, no se rigen por horarios restrictivos ni admiten que nada los detenga en la consecución de sus objetivos. Ellos dan los pasos que sean necesarios para convertir el mundo en un lugar mucho mejor para todos. Por eso se dice que un emprendedor ve oportunidades y soluciones donde otros, quizás, ven problemas e incomodidades.

Cuánta importancia tiene el emprendimiento

Sabiendo lo que significa el emprendimiento, así como lo que define a un emprendedor de éxito, puede entenderse su importancia. Como ya se ha mencionado, un emprendedor no se detiene ante los problemas. Cuando percibe un problema, se concentra en crear la solución. Su capacidad creadora lo convierte en verdaderos líderes de la sociedad.

No solo mejoran la vida otros, ya sea mediante un producto o trabajo, sino que también asumen medidas orientadas a garantizar el progreso de la humanidad. Aquí algunos de los beneficios que se obtienen gracias a la visión de futuro que manifiestan los emprendedores:

  • Generan cambios positivos. Esta clase de personas sueña en grande, no conoce límites ni les atemoriza el fracaso. No solo eso. Cuando llevan a cabo sus sueños e ideas innovadoras, los resultados se traducen en bienestar y comodidad. No les importa crear un producto que solucione un problema urgente, tampoco les incomoda asumir retos o explorar oportunidades que nunca antes se habían investigado. Ellos no prometen cambiar el mundo con sus ideas, productos o negocios, simplemente lo hacen realidad.
  • Crean puestos de trabajo. Si no existieran los emprendedores, no habría empleos. El riesgo que toman al dar este paso los lleva a emplearse a sí mismos. Pero no se conforman con generar oportunidades a nivel individual, sino que se esfuerzan por hacer crecer el negocio de modo que puedan crear empleos que beneficien a otros. A medida que el negocio progresa, aumentan los puestos de trabajo. Gracias a que las tasas de desempleo disminuyen, más familias pueden beneficiarse del crecimiento económico que se experimenta.
  • Aportan beneficios sociales. Contrario a lo que se cree, los emprendedores hacen más a favor de otros que cualquier persona, incluso mucho más que las autoridades gubernamentales. Como ganan mucho dinero, pagan más impuestos, lo que contribuye a financiar gastos sociales. La rentabilidad de sus negocios les permite realizar donaciones para diversas causas a las principales organizaciones sin fines de lucro o benéficas. En muchos casos, prefieren invertir el dinero para crear soluciones que alivien las necesidades básicas de comunidades pobres que no pueden acceder a servicios como atención médica o agua potable.

Estos son tan solo, algunos de los beneficios que aportan a la sociedad en general las acciones que llevan a adelante los más de 400 millones de emprendedores que existen en la actualidad. Tal vez, el mundo fuera un lugar perfecto si todas las personas deciden hacer realidad sus sueños e ideas. En otras palabras, si fueran emprendedoras.

Lo cierto es que cualquier persona que tenga determinación que no se paralice ante la incertidumbre, que tenga siempre una solución que ofrecer ante los problemas, sobre todo, que procure dejar un legado a la humanidad, es un emprendedor por naturaleza. Solo hay dar el paso hacia el éxito.

Fuente: https://www.panorama.com.ve/