Los contenedores virtuales, un avance en el aprendizaje ‘on line’

Los contenedores virtuales, un avance en el aprendizaje ‘on line’

Investigadores de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) exploran en un experimento el concepto de “aprendizaje transgénico”, un acercamiento disruptivo al aprendizaje on line mediante el cambio de métodos convencionales de distribución de software por contenedores virtuales, una tecnología que permite el desarrollo de aplicaciones en cualquier infraestructura con un mínimo de soporte.

Los investigadores realizaron el experimento con esta tecnología –concretamente con una implementación específica llamada Docker– en una asignatura de física en la Escuela de Ingeniería de UNIR. Los contenedores fueron utilizados para distribuir a los estudiantes las tareas propuestas.

El estudio muestra que aumentó la satisfacción de los estudiantes, así como su participación durante el tiempo que estuvo disponible el contenido

Los contenedores estaban “enriquecidos” con las herramientas necesarias de software, así como con ejemplos y manuales complementarios de soluciones. El estudio muestra que aumentó la satisfacción de los estudiantes –un 80% indicó estar satisfecho o muy satisfecho– así como su participación durante el tiempo que estuvo disponible el contenido, que fue tratado como un Recurso Educativo Abierto al que los estudiantes pudieron acceder libremente durante seis meses.

El estudio, publicado en la revista Distance Education, concluye que la combinación de los recursos educativos en contenedores virtuales con canales de distribución abierta puede ser uno de los ejes principales para el aprovechamiento de la Educación Abierta en las áreas STEAM (acrónimo de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas, por sus siglas en inglés).

“La utilización de los contenedores virtuales representa un acercamiento disruptivo para enseñar y aprender física, y sigue el principio de aprendizaje transgénico: hemos seleccionado y extraído una pieza de la cadena de aprendizaje para modificarlo y mejorarlo, poniéndolo de vuelta en el proceso”, indica Daniel Burgos, coautor del trabajo.

La tecnología ofrecida por los contenedores virtuales, a pesar de contar con grandes ventajas gracias a la simplificación que permiten y a su capacidad de adaptación (tanto en escenarios de desarrollo como de producción), no ha sido hasta el momento utilizada en el ámbito académico ni en el del aprendizaje on line.

“Están considerados como la mejor solución para asegurar que el software funcione cuando se transfiere de un entorno a otro; de hecho, estos contenedores están atrayendo la atención de grupos de investigadores, ya que aseguran la reproductibilidad de los resultados de experimentación”, concluye Alberto Corbi, coautor del artículo.

Fuente: http://www.agenciasinc.es/