Inventos tecnológicos para cambiar el mundo

Inventos tecnológicos para cambiar el mundo

La tecnología puede facilitar nuestro día a día, pero también puede ayudar a concienciar y convertirse en una herramienta de transformación social.

En cierta medida, la tecnología puede ayudar a cambiar el mundo desde ámbitos muy diferentes: impulsando la educación de los más desfavorecidos, protegiendo el medio ambiente, promoviendo la igualdad de género

Te presentamos una serie de proyectos e iniciativas en los que la tecnología tiene un papel protagonista para hacer de nuestro mundo un lugar mejor.

Reducir la brecha educativa

La filosofía de ACER es “dejar huella” intentando aportar soluciones con su tecnología, especialmente en el ámbito de la educación.

El proyecto Digital Mobile Van, lanzado por ACER en 2010 en colaboración la Fundación de Educación de Hanguang, tiene como objetivo reducir la brecha educativa en áreas remotas en Taiwán.

Con ese objetivo, los trabajadores voluntarios de ACER proporcionan formación informática a los niños de las escuelas rurales y les enseñan a utilizar ordenadores e Internet.

El proyecto Digital Mobile Van lleva ordenadores a áreas remotas de Taiwán.
El proyecto Digital Mobile Van lleva ordenadores a áreas remotas de Taiwán. (Acer)

Por su parte, ACER Filipinas colabora con la Fundación GreenEarth Heritage para brindar educación a niños en áreas rurales que carecen de recursos educativos. La Fundación ha impartido cursos de informática y ha proporcionado equipos e instalaciones en bibliotecas y centros de aprendizaje.

Un videojuego para combatir la violencia de género

El año pasado, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) lanzó el videojuego ‘Chuka, Rompe el Silencio’, que enseña a combatir la violencia de género.

El objetivo de este videojuego es que los niños de entre 7 y 12 añosaprendan a reconocer los diferentes tipos de agresiones y sepan cómo tratarlos, ya sea solos o con la ayuda de adultos de su confianza.

Limpiar los océanos con tecnología

El plástico en los océanos es uno de los grandes problemas del medio ambiente. The Ocean Cleanup es una fundación que desarrollatecnología para extraer residuos plásticos y evitar que sigan hundiéndose en las aguas del océano.

El método consiste en un sistema flotante estabilizado con un ancla y una pantalla que se encuentra bajo el tubo de flotación, que atrapa y recoge los residuos sólidos.

Después de algunos problemas de funcionamiento, en junio el dispositivo fue desplegado de nuevo en el Océano Pacífico, entre California y Hawái, para limpiar la mayor isla de plástico del mundo .

Impresoras 3D

Las impresoras 3D tienen diferentes aplicaciones. Pueden ser muy útiles en el campo de la medicina, por ejemplo, recreando huesos órganos para transplantes.

Un equipo de la Universidad Heriot Watt pudo producir células madre y un equipo de investigadores de la Universidad de Tel Aviv han producido un corazón vivo que palpita utilizando tejido humano y una impresora 3D.

Impresora 3D durante la creación del corazón
Impresora 3D durante la creación del corazón (Jack Guez / AFP)

Más allá de en el ámbito médico, la tecnología de impresión 3D puede usarse también en la arquitectura. Por ejemplo, será muy útil para fabricar casas más asequibles y seguras.

Hace apenas un año, España estrenó su primera casa construida por una impresora 3D: una vivienda de 24 metros cuadrados edificada junto a la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia(UPV). Además, se minimizaron los residuos de construcción.

¿Comida artificial?

¿Te imaginas comer carne artificial? Existe una carne creada en laboratorio a partir de células madre de vaca, sin contener productos químicos y aportando todos los nutrientes originales. El proceso de creación dura tres meses.

Las células madre del músculo vacuno se recolectan con una biopsia, para luego ser alimentadas criadas en el laboratorio. Estas células tienen tendencia a adherirse unas a otras, creciendo y fortaleciéndose para crear nuevo tejido muscular.

La conocida como Frankenburger apareció por primera vez en un restaurante londinense en 2013 y se espera que en un par de años llegue a los supermercados de todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud estima que, debido al aumento de población mundial, la demanda de alimentos se duplicará en los próximos 40 año y los métodos de producción actuales no podrán satisfacer esa demanda. Por eso, la carne creada a partir de células madre podría ser una opción.

Y tú¿cómo crees que la tecnología puede cambiar el mundo?

Fuente: https://www.lavanguardia.com/