China utiliza uniformes escolares inteligentes para rastrear la ubicación de los estudiantes

China utiliza uniformes escolares inteligentes para rastrear la ubicación de los estudiantes

Los niños que van al colegio en China pensarán dos veces antes de no ir a clase. Si lo hacen, o si salen sin permiso, los representantes de la escuela lo sabrán, y sonará una alarma. No se trata de una cámara de seguridad, sino de unos uniformes escolares inteligentes que rastrean la ubicación de los estudiantes.

De acuerdo con un reportaje de The Global Times, el periódico del gobierno chino, los uniformes se han implementado en más de 10 escuelas en la región Guizhou. Se han utilizado en algunas escuelas desde 2016, aunque no se había reportado extensivamente hasta ahora. Cada uniforme tiene dos chips en los hombros que rastrean cuando los estudiantes entran y salen de la escuela. Los responsables en las escuelas proceden a mandar la información de entrada y salida a los profesores y padres de los estudiantes.

Aparte de esto, hay software de reconocimiento facial en las entradas para asegurar que cada estudiante tiene puesto el uniforme que le corresponde. Si un estudiante ha cambiado su uniforme con el de un compañero, suena una alarma. Los uniformes también pueden detectar si el estudiante se ha dormido en clase y permiten que paguen por ciertos productos en el colegio.

El fabricante de los uniformes, la empresa tecnológica Guizhou Ganyu, afirma que los uniformes pueden aguantar temperaturas de hasta 150 C y 500 lavados.

Como es de esperar, la noticia de los uniformes ha generado sorpresa e inquietud. Algunos se han preguntado si los uniformes pueden rastrear la ubicación de los estudiantes a todas horas y no solamente cuando están en el colegio. The Global Times afirma en su reportaje que los uniformes pueden localizar a los estudiantes fuera del horario escolar.

No obstante, Lin Zongwu, director de una de las escuelas que utiliza los uniformes, dice que su colegio decide no rastrear los estudiantes cuando ya se han ido a casa.

“Decidimos no mirar la ubicación de los estudiantes después de la escuela, pero cuando un estudiante está ausente y no está acudiendo a clase, los uniformes nos ayudan a encontrarlo”, dijo Zongwu.

Guizhou Ganyu, por su parte, sostiene que “respeta y protege los derechos humanos”. La empresa añadió que los uniformes no rastrean cada acción de los estudiantes en todo momento, algo que va en contra de la información publicada en The Global Times. Según Zongwu, la tasa de asistencia había incrementado desde la implementación de los uniformes.

Fuente: https://es.gizmodo.com/