La tecnología que ayudó a encontrar a 3.000 niños en tan solo 4 días en un país donde cada año desaparecen medio millón

La tecnología que ayudó a encontrar a 3.000 niños en tan solo 4 días en un país donde cada año desaparecen medio millón

Que desaparezca un hijo es la peor pesadilla para un padre. Y en India ocurre aproximadamente cada seis minutos. Un gran número de ellos son secuestrados. Muchos acaban cayendo en redes de tráfico sexual y prostitución. Otros terminan muriendo en las calles o son vendidos como esclavos. Según la ONG local Bachpan Bachao Andolan (BBA Save Childhood Movement), cada año desaparecen unos 500.000 niños en la nación asiática, la segunda más poblada del mundo después de China, con más de 1.300 millones de habitantes. Encontrar a los desaparecidos requiere tiempo, recursos y dinero, tres cosas que escasean en India, donde muchas estaciones policiales ni siquiera disponen de teléfono. Pero el gobierno del país ha puesto en marcha una nueva estrategia para lidiar con el problema. En India desaparecen cada año medio millón de niños. Reconocimiento facial En primer lugar, el Ministerio de Desarrollo de la Mujer y el Niño creó TrackChild, una enorme base de datos a nivel nacional con fotografías de los menores desaparecidos. En ese sitio web se pueden consultar qué menores desaparecieron, cuáles han sido encontrados, denunciar nuevos casos y hacer consultas legales. La segunda parte de este programa tiene que ver con la tecnología de reconocimiento facial (FRS, por su sigla en inglés). Tecnologías avanzadas como el reconocimiento facial pueden ser clave a la hora de encontrar a los menores. A través de un software, la organización BBA es capaz de comparar de manera automática las imágenes de los niños desaparecidos con las de quienes llegan a hospitales, orfanatos y otras instituciones del país. Los resultados son asombrosos: en tal solo cuatro días, el departamento de policía...
El sencillo truco inventado por jugadores de videojuegos que hace que algunas personas tecleen mucho más rápido

El sencillo truco inventado por jugadores de videojuegos que hace que algunas personas tecleen mucho más rápido

Los mecanógrafos más veloces utilizan una habilidad única entre los profesionales de los videojuegos, de acuerdo a investigaciones recientes. Se trata de una técnica que cualquiera puede aprender, pero ¿puede hacerte más productivo? Un grupo de investigadores de la finlandesa Universidad de Aalto y de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, analizó los hábitos de mecanografía de 168.000 personas en un examen en línea, y encontró que los mecanógrafos más veloces usan un método en el que la próxima tecla es presionada antes de que el dedo suelte la tecla anterior. Los llamados gamers o jugadores profesionales de videojuegos, desarrollaron este estilo para realizar más acciones por segundo. En muchos juegos, los jugadores usan la mano izquierda para controlar a su personaje con teclas agrupadas en el teclado, mientras que con la mano derecha utilizan un mouse. Por ejemplo, puedes presionar la “W” con la mano izquierda para hacer avanzar a tu personaje, o “Shift + W” para que corra hacia adelante, o “Shift + W + Ctrl” para que dispare un arma mientras corre hacia adelante. Los “gamers” son expertos en ganar velocidad mientras se mueven por el teclado. El teclado debe reconocer estas acciones correctamente, es decir, el hecho de que estás presionando todas esas teclas al mismo tiempo pero soltándolas en un orden diferente. “Superponer el tecleo proporciona un beneficio de rendimiento y permite realizar más número de acciones por segundo; no hay que esperar a que la tecla anterior se suelte para presionar la siguiente”, dice Anna Feit, una estudiante de doctorado de la Universidad de Aalto que trabajó en la investigación. A menudo, los gamers dejan la mano izquierda más estática...
Los corazones en miniatura que se pueden usar para probar nuevos medicamentos de forma segura

Los corazones en miniatura que se pueden usar para probar nuevos medicamentos de forma segura

¿Para qué sirve un corazón en miniatura? Con todos los avances que ha habido en la investigación de células madre y la nanotecnología para combatir enfermedades cardiovasculares, ¿nos llevará la fusión de la biología y la tecnología a un futuro de ciencia ficción, mitad humano, mitad sintético? En el filme Blade Runner (1982), de Ridley Scott, la humanidad aprovecha la bioingeniería para crear una raza de replicantes que parecen, actúan y suenan como humanos, pero que están hechos completamente de material sintético. Tal vez estemos lejos de hacer realidad ese futuro de ciencia ficción. Pero lo artificial está comenzando a tener un profundo efecto en la medicina. Desde sus vanguardistas laboratorios en Hong Kong, científicos de la compañía canadiense Novoheart usan células madre para crear corazones bioartificiales a los que llaman “corazones en frascos”. Con tan solo 2,5 mililitros de tu sangre, Ronald Li y su equipo aseguran que son capaces de fabricar células madre que pueden convertirse en una versión “clonada” de tu corazón en miniatura. Un corazón que late al ritmo que late el tuyo y reacciona a los nuevos medicamentos de la misma forma en la que reaccionarías tú. Puede llevar hasta seis meses crearlo, aunque a Li desarrollar el primero le costó 20 años. Biotecnología: el futuro de los trasplantes Li inventó este sistema para poder crear nuevos medicamentos sin poner en riesgo vidas humanas. El científico cree que esta tecnología podría acelerar el desarrollo de nuevas medicinas vitales porque los posibles efectos secundarios pueden ser detectados antes de hacer costosos -y más arriesgados- ensayos clínicos en humanos. “El desarrollo de nuevos medicamentos es un proceso muy...
Modelos que no existen: así son los ‘influencers virtuales’ que triunfan en Instagram

Modelos que no existen: así son los ‘influencers virtuales’ que triunfan en Instagram

Mucho ha llovido desde que se nos caía la baba con Kasumi de Dead or Alive, o con Lara Croft o incluso con Chun-Li de Street Fighter, mujeres ellas fuertes, atrevidas, con un denominador común bastante claro: todas han desarrollado su carrera en un entorno digital. Pero los tiempos avanzan y aparecen nuevas aspirantes virtuales que arrasan en las redes sociales, haciendo de su fama la mejor herramienta para ganar dinero. Este es el caso de @lilmiquela, una ”it girl” estadounidense con pedigrí digital hispanobrasileño que viste a la última y ostenta más de 900.000 seguidores en Instagram. Un verdadero logro, si tenemos en cuenta que se hizo el perfil en 2016. Desde luego, es la mujer perfecta. Tiene un aire desenfadado a lo Twiggy y esas pecas tan características hacen de su rostro una experiencia fresca e inolvidable. También está preocupada por temas sociales, siendo una de las madrinas de honor del movimiento Black Lives Matter. Y como le sobra tiempo, de vez cuando se graba algún tema para Spotify. Not Mine fue su primer sencillo y ya lleva casi un millón y medio de reproducciones. Qué se le va hacer, así es la nueva era de los influencers, cualquier cosa vale para engordar la lista de seguidores y en ausencia de una modelo real, ¿por qué no diseñar la tuya propia? “En realidad, todos los influencers son digitales. Solo les conoces porque existen en una plataforma digital, ya sea Instagram, YouTube o Twitter” Detrás de esta obra de arte hay un diseñador anónimo que aprovecha la imagen de Miquela para venderle un espacio publicitario único a grandes marcas como Prada o Chanel. En el caso de otras influencers digitales,...
El pentágono trabaja en una tecnología láser capaz de generar sonidos de la nada

El pentágono trabaja en una tecnología láser capaz de generar sonidos de la nada

El ejército de Estados Unidos está trabajando en un sistema experimental que marcaría el comienzo de una nueva capacidad ciertamente fascinante. En esencia, el Pentágono quiere usar una tecnología láser en desarrollo para crear sonidos de la nada alterando los átomos. Parece una locura, pero en unos años esperan tener lista el “arma” como parte del Programa de Armas No Letales de Estados Unidos, o JNLWD, cuyo propósito es crear herramientas y otros artilugios que puedan incapacitar pero no matar a sus objetivos.  Si bien la investigación aún se encuentra en las primeras etapas, el laboratorio ya ha logrado crear una serie de sonidos similares a los humanos. Según David Law, quien dirige la división de tecnología de JNLWD,“estamos cerca de conseguir que nos hable. Necesitamos tres o cuatro kilohertz más”. Dicha tecnología se compone de dos partes. Por un lado, un láser de femtosegundo que dispara una ráfaga de luz durante 10/15 segundos, tiempo con el que consiguen arrancar los electrones de las moléculas de aire y crear una bola de plasma. En ese momento, los científicos hablan de una segunda parte donde golpean el plasma con un nanolaser (ajustado a una frecuencia muy estrecha) para manipularlo de manera que puede producir luz, ruido o incluso calor. Por ahora, y como decíamos, el sistema produce extraños sonidos similares a los humanos. El objetivo es hacer que el sistema sea capaz de crear ruidos o calor particulares en puntos distantes del espacio. Cualquiera entre el arma y el lugar donde se crea este efecto no se vería afectado, y según cuentan, el rango actual de dicha explosión se proyecta a “decenas...
La controvertida teoría que explica la estructura de internet (y la compara con las parejas sexuales que has tenido)

La controvertida teoría que explica la estructura de internet (y la compara con las parejas sexuales que has tenido)

Internet es muy distinto a una célula. La primera tiene que ver con conexiones por cable o inalámbricas y la segunda con moléculas y reacciones químicas. Sin embargo, hay algo que los iguala: comparten la misma arquitectura. Eso es lo que defiende el paradigma de las redes sin escala, acuñado en 1999 por Albert-László Barabási y sus colaboradores de la Universidad de Notre Dame de Indiana, en Estados Unidos. Se trata de uno de los principales conceptos de la ciencia de redes, que propone analizar los sistemas complejos desde el punto de vista de las relaciones entre los elementos que los conforman y no solo a partir de sus componentes individuales. De acuerdo a su definición, una red sin escala es aquella en la que unos nodos concentran muchísimos enlaces y la mayoría, en cambio, muy pocos. Esto se debe a una fórmula llamada ley de potencias. Y según Barabási a ese esquema responden muchos sistemas, a tal punto que es una especie de principio universal de organización. Para sus defensores una especie de principio universal de organización. “Hay leyes naturales sorprendentemente simples y de largo alance que gobiernan la estructura y la evolución de todas las redes complejas que nos rodean”, escribía el rumano-estadounidense en Linked, el libro que sacó a la luz en 2002 sobre el tema, dirigido a una audiencia general. Y más adelante añadiría que al descubrir y explicar esas leyes se aprendió más sobre nuestro complejo e interconectado mundo que en todo el siglo. “Lo que hemos aprendido en los últimos diez años es que una vez que conocemos los vínculos entre los elementos tenemos muchos datos para conocer el sistema”, le dijo al...